Cargador Skylla-TG 24/50 (1+1x4A)

El cargador Skylla-TG 24/50 (1+1x4A) con potencia de carga de 50A a 24 voltios de funcionamiento y tensión de entrada entre 185 y 264 Vac, es una solución profesional con dos salidas para cargar 2 bancos de todo tipo de baterías en 3 etapas.

Más detalles

Disponible (3 a 5 días hábiles)

Financia tus compras con CETELEM:

1 049,42 €

Más

Cargador Skylla-TG 24/50 (1+1x4A)

El cargador Skylla-TG 48/50 tiene dos salidas independientes, una completa y una limitada a 4 amperios, también con una tensión ligeramente inferior está diseñada para cargar al máximo una batería de arranque. Puede adaptarse a cualquier sistema de baterías ajustando con precisión la tensión de carga, que puede medirse en los terminales de la batería y de esta compensar la pérdida de tensión que se pueda generar de la resistencia de los cables.

Además, su sensor externo de temperatura permite reducir la tensión de carga al aumentar la temperatura de la batería.

Especificaciones técnicas

Ficha Técnica

Características principales del Cargador Skylla-TG 24/50 (1+1x4A)

Cargador perfectos para todo tipo de baterías

Los cargadores Skylla TG son ligeros y compactos gracias a la tecnología de alta frecuencia. El voltaje de carga se puede ajustar con precisión para adaptarse a todos los tipos de baterías, abiertas o selladas.

Las baterías selladas sin mantenimiento requieren una carga especialmente precisa para una buena duración de vida. Cualquier sobrevoltaje provocaría un gaseo excesivo seguido de un desecamiento y de un mal funcionamiento prematuro.

Carga regulada en 3 etapas

Las tres etapas de carga de los cargadores Skylla TG son controladas con precisión por microprocesador. La curva de carga IUoUo garantiza la carga más rápida y más segura para todos los tipos de baterías. La duración de absorción es ajustable mediante un interruptor.
La función "Intelligent Startup" evita iniciar un ciclo de carga completo en una batería ya cargada.

Utilizables como fuente de alimentación

Su voltaje de salida perfectamente estabilizado permite utilizar los cargadores Skylla TG como fuente de alimentación, sin necesitar la utilización de baterías.


Dos salidas para cargar 2 bancos de baterías (sólo en modelos 24V)

Todos los cargadores TG disponen de 2 salidas aisladas. La segunda salida, destinada a la carga de mantenimiento de una batería de arranque o auxiliar, está limitada a 4 amperios con un voltaje ligeramente inferior.


Para una mayor duración de la batería: compensación de temperatura

Todos los cargadores Skylla TG están equipados con un sensor de temperatura de batería para reducir automáticamente el voltaje de carga cuando aumenta la temperatura de la batería. Esta función es esencial para evitar sobrecargar baterías sin mantenimiento.


Sensor de voltaje de la batería

Para mejorar aún más la calidad de la carga, un dispositivo de medición directa del voltaje en los bornes de la batería permite compensar las pérdidas de voltaje en el cableado principal.


Energía Sin Límites

Para saberlo todo sobre las baterías, las configuraciones posibles y ejemplos de sistemas completos, pida nuestro libro gratuito "Energía Sin Límites".

¿Qué es un cargador de baterías?

Un cargador de baterías es el equipo que utilizamos para introducir energía en una batería que está descargada. Debido a que la carga de baterias es un proceso con un rendimiento menor a la unidad, para cargar una bateria hay que suministrar al menos la misma energía que se ha descargado, más una cantidad adicional para compensar las pérdidas del proceso. Estas pérdidas son mayores en baterias abiertas de plomo-ácido (15-20%) y menores para baterias selladas AGM y/o GEL (5-10%).

¿Cómo se carga una batería?

Básicamente hay tres métodos para cargar baterías:

  • Suministrar corriente constante
  • Suministrar tensión constante
  • Suministrar una tensión creciente con corriente decreciente.

El tercer metodo no se suele usar, y actualmente los cargadores de baterías comerciales usan una combinación de los dos primeros.

Vamos a ver a continuación las fases de carga de una batería que realizan los cargadores de batería actuales.

carga de baterias, fases.

Fase 1: Carga en bruto o Bulk.

En esta fase el cargador proporciona a la batería una corriente constante, mientras monitoriza la tensión. Esta corriente la determina la potencia del cargador de baterías, y suele ser la máxima en esta fase. Cuanto mayor potencia tiene el cargador, más corriente le cederá a la batería y por tanto la carga de la misma será más rápida. A partir de ciertos niveles de tensión, en función del tipo de batería que sea (debemos haberlo indicado de alguna forma al cargador o este haberlo detectado), el cargador decidirá pasar a la siguiente fase de carga, la de absorción. En este punto habremos cargado ya entre el 80% y el 90% de la capacidad de la batería.

Fase 2: Absorción.

En esta fase el cargador de baterias mantiene la tensión constante mientras termina de cargarse la batería. A medida que la carga se completa, al corriente va disminuyendo progresivamente.

Fase 3: Flotación.

Llegado un punto, la corriente de carga se mantendrá estable, y se igualará a la corriente de pérdidas para mantener la carga completa en todo momento.

Fase 4 (opcional): Ecualización o gaseo.

En baterías abiertas es recomendable poder realizar una ecualización de vez en cuando, por ejemplo una vez al mes. En esta fase el cargador de baterías eleva la tensión a 15V, proporcionando una corriente baja. Esto provoca un burbujeo del electrolito (generación de gas hidrógeno). El burbujeo de gas remueve el electrolito dentro de la batería, igualando las densidades de la parte alta y baja, evitando la sulfatación de las placas de la batería y consiguiendo que la mezcla de electrolito sea más homogenea. IMPORTANTE: en baterías AGM y baterias GEL no hay que aplicar ecualización, ya que el electrolito no es líquido. De hecho, aplicarles esta fase las dañaría irremediablemente.

fases de carga de baterias

Recomendaciones de carga de baterías

Uso de cargadores económicos de automoción

Los cargadores de automoción económicos normalmente sólo trabajan la fase 1, la de carga en bruto a corriente constante. Por tanto, estos no cargan la batería por completo, lo cual, tras varios procesos, reduce la capacidad de carga de la batería y la va dañando poco a poco.

Tensiones de carga de baterías

En el mercado suele haber cargadores de baterías a 12V y cargadores de baterías a 24V. Estos últimos sirven para cargar bancos de baterías compuestos por dos baterías de 12V o varios elementos de menor voltaje conectados en serie (4 baterías de 6V, 6 baterías de 4V, o 12 baterías de 2V).

¿Cómo saber cuando la batería ya está cargada?

Para contestar esta pregunta hay que realizar mediciones. La primera respuesta a esta pregunta es la mas evidente: la batería estará cargada cuando le hayamos proporcionado los Ah que obtuvimos en la descarga más un porcentaje adicional debido a las pérdidas del proceso, por ejemplo un 10% más.

La cuestión es que no es fácil medir los Ah entregados. Casi ningún cargador mide este parámetro. ¿Podríamos entonces calcularlos en base al tiempo? Esto se puede hacer mientras estamos en la etapa de corriente constante (Ah entregados = corriente constante x tiempo transcurrido) pero cuando la tensión se estabiliza y la corriente disminuye constantemente no es fácil medirlo.

En esta fase se suele recurrir a una regla práctica que da buen resultado. Se considerará que la batería ha completado su carga cuando la corriente permanece estable durante un intervalo mínimo de tres horas. En las baterías con rejillas de plomo-antimonio, este valor de corriente mínima suele ser del 1% de la capacidad de la batería. En baterías con aleación de plomo-calcio, el valor es bastante menor, entre el 0,1 y el 0,3% de la capacidad, según el estado de la batería (este dato aumenta con el envejecimiento).

Otra regla práctica, que desgraciadamente solo podemos aplicar a baterías de electrólito líquido, con nivel suficiente para poder extraer una muestra con un densímetro, es la de medir la densidad del mismo en la etapa final de carga y durante un intervalo de tiempo que también es de 3 horas. Si durante este tiempo, en el que la batería estará en franca gasificación y con el electrólito en constante burbujeo, la densidad permanece estable y sin incrementarse, significa que la batería ya está plenamente cargada.

30 otros productos de la misma categoría:

Productos Relacionados